No solo escuchar música todo el dia incrementa tu recibo de luz

Al momento de contratar electricidad, sabes que se inicia una carrera en contra que amerita ser intenso, pues se trata de ahorrar en los gastos de la misma. En tal sentido, te recomendaremos algunas ideas a fin de que puedas ahorrar en la factura de la luz y que puedas continuar escuchando tu música favorita. Existen meses en los que el recibo se hace más recargado, por ejemplo, en septiembre.

En ese preciso mes,la factura del usuario promedio se incrementa en otro 3,4 % de acuerdo al análisis realizado por FACUA-Consumidores en Acción, lo que se traduce como uno de los recibos más costosos que pueden ser pagados. En tal sentido, y según la Facua, si es posible que se mantenga el precio de los kilovatios en la media en la que transcurren los días entre el 1 y 16 de dicho mes, entonces la factura de este mes podría situarse en aproximadamente 83,47 euros para cada usuario medio, lo que supone una subida interanual del 15,8 %, sujetos a la información de la asociación.

De este modo, si lo que deseamos es ahorrar de un modo significativo en la factura de la luz, es importante que nos planteemos la posibilidad de minimizar la potencia que ha sido contratada. De acuerdo a la OCU, cada 1,15 Kw de potencia suelen suponer alrededor de 50 euros por año. Es por ello que resulta fundamental tratar de controlar la cantidad de potencia que se ha contratado. Por ejemplo, si en tu casa en ningún momento han saltado los plomos, incluso cuando has usado en simultáneo la lavadora, el horno y el lavavajillas. Entonces es posible que tengas el margen para contratar menos potencia de la que te encuentras pagando.

Otra forma de ahorrar podría ser, utilizando los electrodomésticos de una manera más inteligente. a gran idea es no colocar la lavadora a más de 40º, lo recomendable es optar por programas ECO, que usen menos de 50º en el lavavajillas, o tambien funciona, no poner el termostato del frigorífico demasiado frío. Otro consejo importante si no se quiere pagar más de la cuenta, consiste en apagar todo lo que se podría quedarse en stand-by como televisores, ordenadores, equipos de música, entre otros. Según la OCU, esos pequeños pilotos que se mantienen encendidos, pueden significar un ahorro del 10% de todo lo que se consume. Para alcanzar un consumo medio de unos 3.500 kWh/año, ello se traduce en 52 euros de ahorro.

Así mismo, se recomienda usar un medidor eléctrico, pues con ello se logra un control exhaustivo de tu consumo. La tarifa eléctrica por horas no es sencilla para el consumidor, ya que con ella debe revisar a diario los diferentes precios que presenta la luz en el mercado regulado, y eso no algo cómodo, ni sencillo de hacer. Para ello se debe conocer la hora en la que sale más económico a fin de poner la lavadora o el lavavajillas, por lo que resulta pesado y solo apto para aquellas personas que disponen de suficiente tiempo, o quizás de una disciplina muy envidiable.

Posiblemente una solución a ello, y a ese sube y baja de precios puede ser el lanzamiento de medidores eléctricos, lo cuales son usados para controlar el consumo de forma constante. de este modo, el consumidor menos activo tiene la posibilidad de recibir en su móvil diversas recomendaciones con las que lograr abaratar sus recibos sin tener grandes complicaciones, mientras que el más ahorrador tiene una visión más precisa de cuánto gastan los aparatos conectados a la red eléctrica. Con este medidor se puede reducir la factura entre un 10% y un 15%.