¿La música es realmente arte o ciencia?

Para quienes eligen el estudio de las ciencias, atrás queda el hecho de que las artes se encuentran inmersas casi de manera completa en ello, razón por la cual un máster en administración no es menos artístico que la representación de una escultura, ya que ambas emergen de la pasión que se le ponga. 

Al principio de los tiempos, se consideraba a la música como una ciencia , de esta manera lo reseñaba Pitágoras cerca del siglo VI a.C. con lo que se puede dar como iniciada una verdadera investigación del fundamento matemático en relaciones con los sonidos. Fundamentándose de esta manera la relación entre la música y todos los fenómenos físicos, dándole a la música una categoría tanto metafísica, como científica. 

Llegado el cristianismo, escritores como San Agustín, aseveran que la música esta basada en múltiples leyes de las matemáticas, y ello es debido al número por el que se rige el mundo de los sonidos. De manera que las doctrinas pitagóricas fueron transmitidas consecuentemente a las ciencia practicadas en la época medieval por Boecio, lo cual constituyó la la regla sin ecuanon para todos los que contemplaban tratados con la música.

Más tarde en el Renacimiento, la relación existente entre la matemática y la música, inicia su investigación para ser ajustada, por lo que en el siglo XV, el teórico ilustre de la música el español Bartolomé Ramos de Pareja, se sumerge en el mundo de las proporciones matemáticas y de los modos mayor y menor con lo que establece las bases para las concepciones modernas de la armonía.

Entrado el siglo XVI, el español Salinas sostiene que la música solo puede ser considerada como tal cuando es sometida a los dictámenes de la razón, y que la misma solo puede ser su propio juez para juzgar a la belleza. Para Descartes en el siglo XVII, la belleza de la música se encuentra supeditada a las proporciones que dicta la matemática. Es posible que por estas razones la mayoría de los grandes matemáticos han sido participes en que la música es parte de la ciencia. Pero dicha filosofía conlleva a la eliminación de la creación de manera intuitiva y espontánea, con lo que se pasa a la creación automática, con el fin de llegar a la supresión del compositor.

La música vista como un arte

Vista de esta manera, la música conserva una relación bastante estrecha con todo lo que la rodea, por lo que no es posible comprender el arte de la música prescindiendo de la situación social, estética y artística de la sociedad en la que surge. Es conocido que la música se ha valorado por todas las culturas sin importar lo relevante que hayan sido para la historia, incluso desde los pueblos más primitivos. Se cuenta con mitologías donde la creación del mundo es producto del sonido; mientras que otras culturas creen que la música ha sido el medio por el que pueden comunicarse con los dioses. Ello no es distinto cuando nos aproximamos a diversos pueblos que se conocen como más cultos, quienes incluso valoran a tal punto la música, que la creen una creación divina como lo hicieron los griegos.