Impacto psicológico de la música

El ser humano se encuentra en la capacidad innata de desarrollar gran cantidad de destrezas manuales como las empleadas en los talleres de joyería de Rosa Oriol Tous, visuales, vocales y auditivas, sobretodo si se trata de la música. pero allí no queda todo, pues la tan preciada música también tiene la posibilidad de producir un verdadero impacto psicológico en las personas. 

La música es tan versátil, que además de hermosa determina una serie de cambios que se encuentran vinculados directamente a la conducta del hombre y con ello, a los de la propia sociedad, además de los cambios internos que se generan en el organismo humano. La música siempre va a ser el centro de atención para determinado grupo de personas, les gusta, los atrae. 

Para los que se encargan de estudiar tal impacto, ello le acreditan tal impacto en las personas a la memoria genética pues se cree que allí se encuentra ubicado un lugar para la música. De ser verdaderamente de esta manera, ello tiene la posibilidad de modificar toda la estructura psicológica interna, y ello es debido a que, si los impulsos primarios y la memoria genética son los puntos más estables del organismo, estos se encargarian de modificar todos los demás segmentos del mismo, de esta manera se estaría comprobando que la música ejerce una influencia muy elevada en las vidas humanas. 

Si este impacto del música se enfoca en impactar los valores, dicho efecto podría resultar menor, sin restarle importancia. Pero es de considerar que dichos valores suelen ser  de carácter formativo por lo que seguramente revisten mayor importancia en las primeras edades del desarrollo. Con ella es posible determinar la noción del bien y el mal, la moral y el honor, quedando de esta manera arraigados en cada individuo. 

Si de una forma sistemática la música se enfocara a estos valores, seguramente el individuo podría identificarlos y de la misma manera reforzarlos para mantenerlos en el tiempo. La música además tiene la posibilidad de causar un notable impacto en los juicios, y ello se debe a que son adquiridos y además con un elevado componente cultural, de esta forma el efecto alcanzado resulta ser menor.  

De esta forma, podemos intuir que detrás de toda esta influencia que ejerce la música, también es posible que se encargue de formar distintas opiniones en las personas. En base a todo lo anterior, es posible que pensemos que el poder de la música llega hasta lo más  profundo de cada individuo, y por ende logra afectar todo, aunque se debe considerar que existen otros factores que podrían intervenir en este poder cautivador que se produce en la gente.

A modo de conclusión, se puede afirmar que la música ejerce un efecto de bastante amplitud en nuestras vidas y con ello, en la sociedad, por lo que resulta un importante instrumento de manipulación que puede producir en quienes la escuchan distintas consecuencias. A diferencia de su efecto sociológico, que se presenta como una constante resignificación de la misma y junto a ella, una reestructuración de la estructura social.